El movimiento humano casa por casa impulsa el dengue

anofeles

En un reciente estudio publicado por el Dr. Stoddard y colaboradores se  muestra que las redes sociales en las poblaciones pueden sabotear el control del dengue, desafiando la validez de los enfoques actuales de vector de control . A continuacion un resumen del trabajo y el articulo completo. El dengue es una enfermedad transmitida por mosquitos de creciente importancia para la salud mundial. Los esfuerzos de prevención se centran en el control de mosquitos, con un éxito limitado. Nuevos conocimientos sobre los factores espacio-temporales de dinámica del dengue son necesarios para diseñar estrategias para una mejor prevención de la enfermedad. Dada la gama restringida de movimiento del principal mosquito vector, Aedes aegypti, los movimientos humanos puede ser un importante motor para la amplificación del virus dengue (DENV) y su propagación.

Usando el sitio de contacto e investigaciones en forma de clusters en un estudio de caso-control nos ha mostrado que a nivel individual, el riesgo de infección humana se define por las visitas a los lugares en contacto con mosquitos infectados es probable, independiente de la distancia de la vivienda. Los datos indican que los movimientos humanos casa por casa subyacen a los patrones espaciales de incidencia DENV, causando marcada heterogeneidad en las tasas de transmisión.

A nivel colectivo la transmisión parece estar determinada por las relaciones sociales porque los movimientos de rutina entre los mismos lugares, como las casas de familia y amigos, a menudo son similares para el individuo infectado y sus contactos. Por lo tanto, la rutina, los movimientos casa por casa juegan un papel clave en la propagación de este patógeno de transmisión vectorial en escalas espaciales finas.

Este hallazgo tiene implicaciones importantes para la prevención del dengue, y desafía la validez de los enfoques actuales de vector de control. Se argumenta que este nuevo examen de los paradigmas existentes con respecto a la dinámica espacio-temporal de DENV y otras transmitidas por vectores, en especial la importancia del movimiento humano, dará lugar a mejoras en la prevención de enfermedades.